Maxcipan las 24 horas

¿Quién puede resistirse a un crujiente croissant de chocolate tras una noche de fiesta? En Macxipan conocen nuestras debilidades y nuestra vena más golosa. Por eso, su panadería de la calle Tuset nº16 de Barcelona abre las 24 horas del día, los 365 días del año. Pero el servicio ininterrumpido de Macxipan no solamente está digirido a jóvenes trasnochadores sino también a olvidadizos, a caprichosos, a los que trabajan hasta tarde y a quienes se levantan al alba. ¿A quien no le ha sucedido organizar una cena entre amigos y olvidarse el postre o estar en casa a altas horas de la madrugada y tener un antojo de pizza? Maxcipan responde a todas las necesidades con un servicio continuo y manteniendo la calidad artesana que caracteriza a sus más de 135 establecimientos.

Anuncios

Receta de alas de pollo al vino

De entre todas las recetas de cocina que podemos escoger para un “desavío”, en alguno de esos días tan ajetreados que todos tenemos de vez en cuando, sin duda las alas de pollo son una de las más socorridas, y de las que mejor quedan si tenemos invitados. Pero, además, es una de las que más variantes admite. Es posible combinarla, por ejemplo, con muchos tipos de vinos diferentes.

Hoy te mostramos específicamente cómo preparar alas de pollo con vino blanco aromático. Una receta muy sencilla y deliciosa que podrás preparar en pocos minutos.
Necesitamos lo siguiente:

-1 kilo de alas de pollo, dos dientes de ajo, orégano triturado o en polvo, 4 tomates, vino blanco aromático, sal y aceite

El primer paso será colocar medio vaso de aceite en una sartén y calentarlo. A continuación colocamos las alas y las removemos hasta que hayan adquirido un color dorado. Con otras dos cucharadas de aceite sofreiremos los ajos. Podemos aplastarlos contra la propia sartén hasta que se hayan reblandecido lo suficiente.

Sin quitar los ajos, añadimos los tomates cortados en trozos suficientemente pequeños, y pasados cinco minutos el vino y una cucharada de orégano.

Finalmente, sobre esta mezcla volveremos a colocar las alas. El tiempo de preparación será de unos quince minutos, al término de los cuales debemos sacarlas. Para que no pierdan su delicioso sabor, no debemos dejar que se enfríen antes de servirlas. ¡Aunque seguro que nuestros comensales no nos lo permitirán, sobre todo cuando les llegue el olor!

Fitball, un ejercicio diferente

Fitball, un ejercicio diferenteEl mismo nombre de este tipo de gimnasia saludable nos indica en qué consiste. El fitball, también conocido como esferodinamia, es una rama del fitness en la que utilizamos una pelota de goma, cuyo tamaño es variable en función de nuestra altura, para realizar diferentes ejercicios. Es un complemento perfecto para cualquier dieta en la que queramos embarcarnos, si estamos buscando perder peso además de mantenernos en forma, ya que nos ayudará a quemar calorías sin que tengamos que realizar un esfuerzo excesivo.

De hecho, el fitball se originó para la rehabilitación de los pacientes que hubieran sufrido lesiones medulares; por ello, se compone de ejercicios que no nos obligan a castigar en exceso nuestro cuerpo ni a realizar tandas de movimientos extenuantes. Sus creadores fueron los fisioterapeutas Joan Mayer y Lindsay Zapara, quienes no tardaron en extender su uso más allá de los hospitales y llevarlo hasta los gimnasios. Desde que naciera, en los años setenta, el fitball se ha ido volviendo muy popular y es una parte importante del ejercicio de muchas personas.

Tanto si estamos buscando adelgazar, como si nos interesa corregir posibles problemas lumbares, de posturas incorrectas (un mal que nos aqueja a menudo en nuestro mundo actual), etc., el fitball puede ser de gran ayuda. Lo único que tendremos que comprar es la pelota, como hemos comentado adecuada a nuestra altura (en cualquier tienda especializada pueden asesorarnos), y asegurarnos de que tenemos suficiente espacio en casa para los ejercicios.

Incluso podemos combinarlo con la conocida disciplina Pilates, en una conjunción que nos permite mejorar, además de todo lo relacionado con la espalda, nuestro equilibrio y estabilidad articular. Para conocer cómo mezclar ambas disciplinas, eso sí, es recomendable acudir a un centro especializado.